Novedades del sitio

 
 
Imagen de Ciberaula Equipo Webmaster
¿Cómo bonificar un curso de formación online? Parte 1
de Ciberaula Equipo Webmaster - martes, 6 de julio de 2021, 15:58
 

Cursos bonificados por FUNDAE

¿Cómo bonificar un curso de formación online? Parte 1

Toda empresa que brinda capacitación profesional requiere de una bonificación para mejorar el rendimiento de los empleados y aumentar la competitividad en el mercado. Pero, ¿qué hacer cuando se quiere bonificar una formación online? , ¿Cuáles son los pasos para realizar dichos trámites?.

En este artículo te explicaremos los requisitos para bonificar una formación online y qué requisitos debe cumplir tu empresa para impartir un curso online según lo exigido por la Fundación Tripartita.

 

Por qué es necesario bonificar una formación online:

Sin importar el tamaño de tu empresa, es muy posible que te interese impartir un curso online para brindar a tus empleados las herramientas que necesitan para mejorar la productividad o, simplemente, obtener las últimas actualizaciones del sector.

Es así como surge la idea de solicitar un crédito para bonificar una formación online, el cual permitirá minimizar los costes que puedan implicar este tipo de actividades. Sin embargo, es necesario seguir los requerimientos señalados por la Fundación Tripartita para cursos online y evitar cualquier inconveniente relacionado con el incumplimiento de las leyes.

 

Requisitos que debe cumplir la empresa para la bonificación:

Si quieres aplicar las bonificaciones en tus cursos online, debes estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y la seguridad social. También es importante informar de tus actividades al Representante Legal de los Trabajadores comunicándote el inicio, proceso y cierre de la formación.

Además de eso, es importante tener en cuenta que la Fundación Tripartita exige que el curso online esté destinado a los trabajadores activos, excluyendo a los autónomos y desempleados. También es necesario que las empresas sean las encargadas de gestionar cada una de las formaciones que quieran brindar a sus empleados.

En caso de que no se pueda bonificar la formación online al 100%, la empresa será quien asuma un porcentaje de la financiación. Y, por supuesto, dichos requerimientos se extienden tanto para los cursos online como presenciales.